En el primer veredicto fueron inculpados 18 personas por participar en el Plan Cóndor.
La vocera principal de la organización humanitaria argentina Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, aseguró este viernes que la perseverancia fue vital para hacer justicia por los delitos del Plan Cóndor de las dictaduras del Cono Sur.
Este viernes la justicia argentina inculpó a 18 personas de participar en el Plan Cóndor, la cooperación entre las dictaduras de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, para perseguir y asesinar a movimientos de izquierda en las décadas de 1970 y 1980.
Cortiñas, que junto a otras de las integrantes de la organización acudieron a la última audiencia del proceso, en Buenos Aires, dijo que «lamentamos que faltan muchas madres y padres que han muerto en esa búsqueda y también han muerto represores que hoy no podrán ser sentados en el banquillo de los acusados».

Fuente: EL TELÉGRAFO