La fiesta nacional se convirtió en un nuevo escenario de pugna entre el Gobierno y la oposición.

 

El presidente Nicolás Maduro llamó ayer a aumentar el poder militar en Venezuela, mientras sube la tensión ante denuncias de que la justicia puede bloquear el referendo revocatorio que impulsan sus adversarios políticos.
Durante un discurso con motivo del día de la Independencia, Maduro defendió la necesidad de “un poder militar cada vez más grande” para librar una “guerra no convencional” en Venezuela.
El mandatario socialista se refirió en esos términos a lo que denuncia como un boicot a la economía para derrocarlo, del cual culpa a la oposición -incluidos empresarios- y a sectores de Estados Unidos, a los cuales no identifica.

Exhibición de armamento

“El poder militar tiene que seguir incrementándose”, subrayó Maduro tras el habitual desfile de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en el Paseo Los Próceres, en el oeste de Caracas.

Exhibiendo armamento y vehículos blindados, miles de efectivos de los cuerpos militares marcharon frente al gobernante, enfrentado a una ofensiva de la oposición -que controla el Parlamento- para deponerlo mediante un revocatorio.

Simultáneamente, aviones de combate, helicópteros y aeronaves de transporte de tropas surcaron los cielos de la capital.

Rompiendo con la tradición, el Presidente dejó de asistir a la sesión especial que cada año realiza la Asamblea con motivo de la fiesta nacional.

Contra Ramos Allup

Al tiempo que pedía aumentar el poderío militar, Maduro arremetió contra Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea, quien acusa al alto mando de sustentar a un Gobierno que viola la Constitución.
“No te metas con los soldados, no te metas con los sargentos, no te metas con los capitanes. Métete conmigo, que soy el comandante en jefe de esta Fuerza Armada. ¡Cobarde!”, increpó el mandatario a Ramos Allup.
Según Ramos Allup, en “cualquier momento” el TSJ -al que llama bufete jurídico del Gobierno- ordenará volver a recoger las firmas necesarias para activar la consulta. “Que el TSJ pretenda pisotear el esfuerzo que hizo el venezolano (…) es echarle gasolina a la candela”, advirtió el líder opositor Henrique Capriles.

Fuente: LA HORA

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10593