El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que los latinoamericanos deben permanecer en alerta ante las intenciones del nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a quien señaló de regalar su país a las trasnacionales de Estados Unidos.

“Ahora con la llegada al poder —hoy mismo 1 de enero— del Gobierno de extrema derecha neofascista de Jair Bolsonaro, bueno, prácticamente ellos entregan en bandeja de plata lo que significa el Brasil en Suramérica, en América Latina, a las transnacionales estadounidenses”, añadió el mandatario durante una entrevista ofrecida al periodista español, Ignacio Ramonet, y transmitida la noche del martes por el canal estatal Venezolana de Televisión.

Maduro indicó que América Latina es un territorio en disputa, entre el modelo progresista y la extrema derecha y lo calificó como un proceso de “triste regresión”.

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil
© REUTERS / ADRIANO MACHADO
Brasil confirma que revocó invitaciones a Cuba y Venezuela para asunción de Bolsonaro

Además, señaló que en los últimos años ha habido una ofensiva “brutal” contra los movimientos populares y los liderazgos alternativos que desde los años 1990 “enfrentaron y desmontaron el neoliberalismo en América Latina”.El presidente venezolano sostuvo que los proyectos de extrema derecha que, a su juicio, han surgido en la región, tienen los días contados, y auguró el retorno de gobiernos que calificó como progresistas, pero consideró que volverán “más radicales”.

Los proyectos de los presidentes Mauricio Macri de Argentina, Jair Bolsonaro de Brasil e Iván Duque de Colombia son inviables, según la visión del mandatario venezolano.

“Los proyectos que enarbola la derecha son inviables, Iván Duque en Colombia es inviable. Jair Bolsonaro va a ir por el mismo camino, los proyectos de derecha, Macri en Argentina es un hombre repudiado”, expuso.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
© REUTERS / MARCO BELLO
Maduro no planeó asistir a la investidura de Bolsonaro

Por otro lado, Maduro, también se refirió a producción de petróleo de Venezuela y aseguró que se trata de una de sus mayores preocupaciones, pero está seguro “de que 2019 será el año de la recuperación en la producción petrolera”.”Nosotros procuramos y defendemos un precio de equilibrio que favorezca a productores y consumidores, y seguiremos actuando de esa manera en el marco del acuerdo de países productores miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y no miembros de la OPEP”, manifestó el primer mandatario desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

En noviembre la producción de crudo del país caribeño cayó 4,3% para cerrar en 1,13 millones de barriles diarios (mb/d), que se contrastan con los 2,5 mb/d que producía en 2016.

Fuente:mundo.sputniknews.com