El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro condenó este domingo la campaña de xenofobia en contra del pueblo venezolano impulsado por el vicepresidente del Gobierno de Colombia, Germán Vargas Lleras.

El funcionario colombiano dijo el jueves desde Tibú, municipio fronterizo con Venezuela, que las casas que allí construye el gobierno neogranadino no deben ser entregadas a «venecos», expresión discriminatoria para referirse a ciudadanos venezolanos.

“No vayan a dejar meter a los venecos por nada del mundo, esto no es para los venecos, no hay un solo lugar en Colombia donde se permita que personas que no sean del país, se beneficien con programas sociales”.

El dato: Del millón 400 mil hogares que ha entregado el Gobierno venezolano a través del programa social Gran Misión Vivienda Venezuela, un 25 por ciento de los hogares han sido adjudicadas a familias de origen colombiano.

«Las declaraciones del vicepresidente de Colombia, son las más bajas para un funcionario de ese nivel. Constituye una agresión sistemática contra Venezuela», declaró el presidente Maduro.