El ministro de Exteriores de Malasia enfatiza que deben aumentar sus capacidades navales para prepararse para un posible conflicto en el mar del Sur de China.

“No queremos que el conflicto suceda, pero nuestros activos (…) deben actualizarse para que podamos gestionar mejor nuestras aguas en caso de que haya un conflicto entre las principales potencias en el mar de China Meridional”, ha advertido este jueves el ministro de Asuntos Exteriores de Malasia, Saifuddin Abdolá, según ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Desde el pasado septiembre, después de que un destructor de misiles guiado de la Marina de EE.UU. acercó a las islas del mar de China Meridional, las tensiones entre China y Estados Unidos se han aumentado.

El canciller malasio ha asegurado que su país podría emitir notas de protesta si una potencia importante invadiera su territorio, sin embargo le falta recursos.

“No queremos que el conflicto suceda, pero nuestros activos (…) deben actualizarse para que podamos gestionar mejor nuestras aguas en caso de que haya un conflicto entre las principales potencias en el mar de China Meridional”, advierte el ministro de Exteriores de Malasia, Saifuddin Abdolá.

Satélites muestran portaviones de EEUU rodeado por buques chinos | HISPANTV

Refiriéndose a que los buques malasios son más pequeños en tamaño, Abdolá ha enfatizado que “lucharían incluso para igualar a los de la Guardia Costera de China”.

Por otra parte, el primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, también ha afirmado que Malasia continuará impulsando su posición sobre la no militarización en la región, y ha instado a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) a adoptar un enfoque unido al tratar con China y Estados Unidos.

El mar de China Meridional, también conocido como mar del Sur de China, es una extensión muy disputada del océano Pacífico, y China reclama casi el 90 %.

Parte de este mar, que contiene vastas reservas de petróleo y gas, es reclamado por Taiwán, Brunéi, Vietnam, Malasia y la República de Filipinas. China considera que tiene derechos soberanos sobre las islas Paracelso (Xisha, en chino) y siete islas artificiales del archipiélago Spratly (Nansha, en chino).

Esta región es constante escenario de tensiones entre el gigante asiático y EE.UU. De hecho, Washington ha enviado varias veces aviones y buques de guerra a las proximidades de los islotes controlados por Pekín so pretexto de defender “la libertad de navegación”.

Fuente: Hispantv.com