Funcionarios de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) acudieron nuevamente a los andenes de la estación intercantonal de buses en el Playón de La Marín, para calmar y dar las respectivas explicaciones a los usuarios que continúan quejándose por el alza de los pasajes.

“Debieron avisar con anticipación, no hay el menor respeto por el usuario, no estoy de acuerdo con este maltrato”, dijo Sara Gómez al descender de un bus que cubre la ruta Rumiñahui-Quito.

Dolores Chimba, una persona discapacitada de 65 años, quien solo paga la mitad del pasaje también expresó su malestar. “La subida de los pasajes sí nos afecta muchísimo”, dijo.

Frente a estas quejas, los conductores presentaron las resoluciones de la ANT que sustentan el incremento en las tarifas. (JCER)

Fuente: Diario La Hora