El presidente, Rafael Correa, comunicó ayer que prescindirá del apoyo de edecanes militares en sus gestiones públicas, tras acogerse a una reforma constitucional que le permite tenerlos o prescindir de ellos.
El anuncio se dio tras una ceremonia de homenaje a sus tres edecanes, uno por cada rama de las Fuerzas Armadas, que le habían acompañado en los dos últimos años.
Los tenientes coroneles Ricardo Antonio Cajas y Nilo Mauricio Estrada, así como el capitán de fragata Jimmy Fidel Molina, los tres pertenecientes al Estado Mayor, fueron reconocidos por Correa antes de reintegrarse por completo a sus funciones en las Fuerzas Armadas.
En el acto se desarrolló en el Palacio de Carondelet,  y se recordó que una reforma a la Ley de Personal de las Fuerzas Armadas (2014) prohíbe la existencia de edecanes para las autoridades civiles del Estado, a excepción del Presidente, que podrá decidir si conservarlos o no.
El mandatario aclaró que no dispondrá de los edecanes en lo que falta de su administración, que concluirá en mayo de 2017 tras diez años en el poder.
«Quedan sus nombres grabados en la historia, queridos amigos, edecanes salientes, porque ustedes serán los últimos edecanes que yo tenga, acogiéndome a esta reforma», afirmó el Jefe del Estado.

Fuente : Diario El Tiempo