No fue difícil conseguir la entrevista con él, nos recibió en su domicilio del barrio ‘Las Orquídeas’ de Quinindé, en donde no se observa ni guardaespaldas ni servidumbre a su alrededor, asegura que así transcurre su vida fuera de la actividad política, en paz y rodeado solo de su familia.
Se trata del alcalde de Quinindé desde el año 2009, Manuel Casanova Montesinos, quien afronta tres destituciones en su contra emitidas por la Contraloría General del Estado, una inhabilitación del Ministerio del Trabajo como funcionario público y un proceso de remoción iniciado por seis de los nueve concejales del Cabildo.
El Burgomaestre reconoce que solo dos destituciones fueron ratificadas por Contraloría, a la tercera según dijo se le otorgó el recurso de revisión debido a que no se consideró las respuestas enviadas en el tiempo previsible por la ley. Afirmó que la inhabilitación del Ministerio del Trabajo, es una equivocación porque no está destituido de su cargo y sigue siendo funcionario público.

Fuente: LA HORA