La marcha indígena inició su recorrido un poco antes de las 11:00 de hoy, después de que los dirigentes indígenas de varias organizaciones dialogaron la mañana de este miércoles 9 de octubre de 2019 con sus bases en el parque El Arbolito, en Quito.

Una de las primeras paradas que realizó fue al frente de la Fiscalía General del Estado, sobre la av. Patria, para solicitar justicia a las autoridades.

La marcha avanza protegida por la seguridad indígena que se colocó al frente de la movilización. En los costados también hay personal que monitorea que no existan infiltrados.

Los indígenas estaban concentrados en el parque El Arbolito y solo esperaban la orden para iniciar el recorrido hacia el Centro Histórico de la capital. La Marcha se movilizará en esta ruta:

12 de Octubre – Patria – 10 de Agosto – San Blas – Guayaquil – Plaza de Santo Domingo – Regreso al parque ‘El Arbolito’, que es el punto de encuentro.

Por otro lado, una manifestación de jóvenes se registra en el parque El Ejido. Ellos intentaron lanzar piedras, pero los guardias de la marcha indígena les sacaron con palos y les solicitaron que se hicieran a un lado.

A los alrededores del parque se venden frutas, tostado, chochos y hay quienes regalan café con pan “para tener energía para hoy”, grita un hombre de no más de 30 años. Mientras los comerciantes venden a $1 mascarillas de tela.

Dentro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), donde miembros de las comunidades pasaron la noche, hay un ‘Yachana Wasy’ (punto de cuidado infantil) y espacios dedicados a la atención médica.

“Viva el paro” y “abajo los corruptos” son algunas de las consignas que se escuchan en los alrededores. Por megáfono los dirigentes advierten que a los infiltrados se les someterá con justicia indígena.

Según Jaime Vargas, presidente de la Conaie, se mantienen inalterable la exigencia de que el presidente, Lenín Moreno, derogue el Decreto 883 que elimina subsidios a la gasolina y diesel.

Desde tempranas horas de la mañana, se visualizaba gran movimiento en el Parque ‘El Arbolito’. A las 09:00 estaba previsto que empiece la concentración. Después, “nos tomaremos el Palacio de Gobierno”, dijo Raúl Llumitaxi, de la provincia de Cotopaxi.

Se escuchan las bocinas de los carros, se ven banderas del Ecuador flamear y ciudadanos, no pertenecientes a las comunidades, con carteles que dicen “solidaridad con nuestros hermanos indígenas”.


Estadía. Los indígenas llegaron a El Arbolito. Se quedarán el tiempo que sea necesario.

Concentración en ‘El Arbolito’

Sectores indígenas del norte y sur del país se concentraron en el parque de El Arbolito (Quito), en rechazo de las medidas económicas, especialmente de la eliminación del subsidio a la gasolina extra y al diésel.

Leonidas Iza Salazar, presidente del Movimiento Indígena de Cotopaxi, reiteró que con la marcha y el paro, que se cumplirá hoy, no buscan la renuncia del presidente Lenín Moreno, sino únicamente que derogue el decreto que elimina los subsidios: “Queremos bajar el paquete económico, no hemos venido a decir renuncie Presidente. Si es que por su propio peso él mismo decide, será su responsabilidad”.

El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, reiteró que no habrá diálogo mientras no se derogue el decreto de eliminación de subsidios. Vargas dijo que no es la intención del movimiento indígena desestabilizar al Gobierno, y que tampoco tienen la intención de hacerle el juego ni al correísmo, ni a Guillermo Lasso, ni a Jaime Nebot: “Los pueblos y nacionalidades se han movido por sus propios medios”.
Movilización pacífica
Los primeros en llegar la noche del lunes fueron las delegaciones de Cotopaxi. Pasado el mediodía de ayer se les unieron indígenas de Carchi, Imbabura, Cayambe, entre otras de la zona norte del país.

Los dirigentes reiteraron que son movilizaciones pacíficas, y descartaron la participación de sus bases en actos de vandalismo, saqueos u otro tipo de violencia, sobre todo en los desmanes que se han registrado en el Centro Histórico, en la Asamblea y en la Contraloría, en Quito.

Iza manifestó que han tomado medidas para evitar infiltrados en sus marchas, de aquellos que causan desmanes. De hecho, ayer a lo que arribaba la delegación de Cayambe, dos jóvenes -que empezaron a lanzar piedras- fueron sacados del grupo de manera inmediata y entregados a la Policía.

Fuente: lahora.com.ec