La presente entrevista con María Fernanda Espinosa, una de las asesoras de Lenín Moreno, se concretó por vía telefónica el martes pasado, pues debía viajar a Manabí, a donde el candidato oficialista fue para agradecer los votos. Hasta ese momento, el Consejo Nacional Electoral (CNE) no anunciaba si habría o no una segunda vuelta, por ello sus respuestas hacían referencia a que eso sería solo una ‘eventualidad’.

¿Cuál es la evaluación que hace de la campaña?
La campaña fue maravillosa. Lo que encontramos a lo largo y ancho del Ecuador fue el cariño de la gente, el reconocimiento de todo lo que se ha avanzado, un afecto, un amor a la figura de Lenín Moreno por su legado cuando fue vicepresidente… La campaña estuvo construida a base de una agenda de propuestas; la pieza central fue el programa Toda una vida, pero en consultas con la gente utilizando la información de Alianza PAIS. Ese fue el plato fuerte de la campaña y será un compromiso que se va a ejecutar. Además, está la construcción de un diálogo con los sectores sociales, un ejemplo fue el acuerdo con 800 empresarios del país, para el empleo y la producción. El acuerdo con pueblos y nacionalidades indígenas, con los campesinos, con los ecologistas… La campaña ha sido exitosa y los resultados están a la vista. Esto marca que Lenín cumplió su promesa de tener la mano tendida. Sostuvo su compromiso de hacer una campaña de altura, de dignificar la política…

¿Creen que se deben reformular las propuestas para la segunda vuelta?
Hay que continuar con la cruzada de diálogo que ha mantenido Lenín con todos los sectores, siempre se pueden afinar. Cuando se hacen propuestas demagógicas o que no tienen sustento, hay que modificarlas, pero planes como Toda una vida salen de un profundo análisis y diálogo con sectores y regiones…

Moreno habla de una mano tendida en la segunda vuelta. ¿Cómo esperan entablar diálogos con actores políticos o atraer los votos de otros candidatos?
En el caso de haber una segunda vuelta, Lenín ha convocado a un diálogo, concertación, independientemente de su línea ideológica. Él ha dicho que va a ser un gobierno de unidad, y cuando Lenín dice algo, él cumple su palabra. La política es el arte de las alianzas y son necesarias. Pero no solamente en el escenario de una segunda vuelta. Para gobernar son necesarios acuerdos mínimos, para hacer una lista de las prioridades nacionales, y eso es lo que Lenín propone.

¿La iniciativa surgirá de él?
Todos los candidatos tienen la posibilidad de hacer sus propuestas. ¿Cómo hacer operativo eso? Ya se verá. El llamado está hecho, la mano está tendida.

Ustedes han hablado de una “campaña sucia” por las denuncias de supuesta corrupción que surgieron. ¿Cómo responderán en la segunda vuelta?
Realmente, hay estar preparados… uno nunca sabe por dónde va a venir la puñalada. Creo que el argumento más poderoso es decir la verdad para que la gente no se deje convencer por la campaña de descalificación a través del anonimato y de las redes sociales. Insistiremos en una campaña limpia, que respete la dignidad…

¿Moreno asistirá a debates? Porque en la primera vuelta prefirió evitarlos.
Lenín no ha e vitado el contacto. Siempre ha estado dispuesto a dialogar. Lo que ha evitado es la confrontación, el insulto, los ataques… Cuando él dijo vamos a dialogar, el diálogo se hizo con todos los candidatos y con un formato para que estos hagan sus propuestas y reducía el espacio para insultar. No sé si lo más conveniente es que se hagan diálogos en la eventualidad de una segunda vuelta. No sé si eso es lo que los ecuatorianos desean.

Fuente: El Universo