Una carta enviada este martes por más de 50 organizaciones estadounidenses insta al gobierno del presidente Joe Biden a cumplir la promesa de campaña de revertir las políticas fallidas de Trump  con relación a Cuba.

La misiva, suscrita por grupos ambientalistas, académicos, organizaciones religiosas, defensoras de los derechos humanos y empresariales, solicita a la administración Biden-Harris iniciar una política más constructiva hacia la Mayor de las Antillas, y afirma que es de interés de Estados Unidos y del pueblo cubano avanzar rápidamente hacia una normalización de las relaciones.

«El embargo de casi sesenta años es una reliquia del pasado que debería ser reemplazado por una política de compromiso más constructiva que nos permita abordar tanto nuestros intereses comunes como nuestras diferencias» señala.

El texto insta al Congreso a implementar acciones legislativas que pongan fin a las restricciones e inicien el camino hacia el final completo del embargo estadounidense.

Con relación a las medidas arbitrarias y unilaterales tomadas por la administración Trump, sugieren que el actual gobierno «Puede y debe simplemente revertir estas medidas» y califica como acciones mal consideradas y dañinas, la decisión de permitir demandas privadas contra inversionistas de terceros países en Cuba bajo el Título III de la Ley de Libertad Cubana y Solidaridad Democrática de 1996, así como la decisión de reincorporar a Cuba en la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo.

Lisa Haugaard, codirectora del Grupo de Trabajo de América Latina, aseguró que la administración Biden-Harris «tiene el poder de volver a poner la política hacia Cuba en el camino correcto de un plumazo».

Al respecto, Geoff Thale, presidente de la Oficina de Washington para América Latina, expresó que «las políticas de la era Trump no hicieron nada para promover ni la relación entre Estados Unidos y Cuba ni el bienestar del pueblo cubano»

El académico norteamericano se refirió además el creciente apoyo que existe en su país a favor de una normalización de las relaciones entre los dos países, lo cual «abriría un espacio para la cooperación y el diálogo sobre temas que van desde el medio ambiente y el cambio climático hasta la aplicación de la ley, la cooperación en salud y los derechos humanos».

Los firmantes, destacaron su apoyo al documento que forma parte del esfuerzo para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Desde la llegada a la Casa Blanca de la administración demócrata, numerosas personalidades, de las artes, la política, empresarios y otros variados sectores de ese país, han expresado su deseo de retomar los vínculos iniciados por el presidente Barack Obama y ponerle fin al bloqueo, que por más de 60 años ha causado enormes daños al pueblo de Cuba.

Fuente: granma.cu