La brigada cuenta con 35 doctores extranjeros y 15 ecuatorianos.

La primera parada fue la mañana de ayer, en uno de los improvisados albergues del sector Playita Mía, ubicado en la zona de Tarqui, en Manta. El arribo de una delegación de médicos ecuatorianos y de Estados Unidos alteró el lugar.

Son 50 miembros de la brigada médica internacional de la fundación Hogar del Ecuador, con sede en Cuenca.

La misión de este equipo es llegar con medicinas y chequeos a todas las personas que sufrieron daños y que ahora se encuentran en albergues improvisados de varios cantones de Manabí. Empezaron en Manta.

En esta primera parada encontraron a Maritza Mero, quien estaba con síntomas de intoxicación por haber ingerido un alimento que adquirió fuera de ese albergue. La mujer fue atendida por los extranjeros, quienes luego de realizarle el chequeo y darle los medicamentos necesarios le recomendaron reposo.

Al sitio iban llegando madres con sus hijos, ancianos y mujeres embarazadas que esperaban en fila para coger su turno para el chequeo rutinario. La misión estará durante una semana en el puerto manabita y luego se trasladarán a otros cantones cercanos.

El grupo está compuesto por médicos generales, pediatras, oftalmólogo y odontólogo, enfermeros entre extranjeros y ecuatorianos.

“Nuestra misión es poder llegar a las personas más necesitadas. También hay quienes se ocupan de la parte emocional y física de los pacientes (psicólogos). Somos una institución cristiana y también compartimos el evangelio con los pacientes”, indicó Tamara Rodríguez, coordinadora de la fundación en mención.

Fuente: EXPRESO

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10597