La hiperactividad, la agresividad, la depresión, la falta de concentración y otros patrones de comportamiento son parte de un conjunto de alteraciones conductuales que se presentan en los seres humanos.

Para dar una solución a este tipo de alteraciones, los expertos recomiendan tomar terapias psicológicas para la rehabilitación o recuperación del paciente.

Andrés Vélez, terapista del Centro de Modificación Conductual Luxdei, señaló que actualmente existen varias teorías de aplicación como el psicoanálisis, psicología de la Gestalt o psicología de la forma, la terapia conductista y otras que pueden ser aplicadas de acuerdo a la necesidad del paciente.

«Es importante que el psicólogo sepa escoger la terapia con mayor evidencia de efectividad para resolver cada caso. No se debe, por comodidad del terapista, aplicar una sola en todos los pacientes, sino explicar las ventajas y desventajas de cada una y que el paciente tome la decisión de cuál tomar», dijo Vélez.

Diagnóstico
Jonnathan Tenempaguay, terapista del Centro de Modificación Conductual, señaló que el primer paso para establecer una terapia adecuada por paciente es realizar un diagnóstico objetivo contrapuesto, con el uso de elementos medibles como el ritmo cardiaco, la actividad cerebral y otros datos que se pueden medir con ciertos parámetros.

«La Asociación Americana de Psicología otorga algunas pautas de las últimas investigaciones científicas que se enfocan en terapias de transformación conductista. Nuestro centro suma a estas recomendaciones el uso de una terapia cyber biopsicotecnológica. No se trata sólo de conversar con el paciente, sino de observar las respuestas fisiológicas y sus signos vitales”, comentó Tenempaguay.

Tecnología
Para el desarrollo de esta nueva terapia denominada cyber biopsicotecnológica, el Centro de Modificación Conductual Luxdei utiliza un software que permite la observación de la función cerebral, también se monitorea al paciente con un casco de realidad virtual.
Además, estos profesionales monitorean la frecuencia cardiaca como otro indicador de respuestas objetivas para controlar el avance o retroceso del paciente en su proceso de recuperación.

«Esta tecnología nos permite saber si las respuestas del paciente son reales o falsas. Si un paciente nos dice que se encuentra bien, pero los resultados de nuestro monitoreo es contrario, sabremos qué pautas seguir y hacia dónde debe ir cada sesión de trabajo», dijo Vélez.

Profesionales
Este centro de terapias trabaja interdisciplinariamente con un equipo de profesionales que complementan los procesos de recuperación de un paciente con trastornos conductuales.

El equipo integra una estimuladora temprana, tres psicólogos terapistas y un médico. «Este equipo funciona de acuerdo a las necesidades de cada paciente. Por ejemplo la estimulación temprana no debe ser vista como algo que se utiliza únicamente con niños, esta área del conocimiento puede estimular a un niño o a un adolescente dentro de un contexto específico», comentó María Elisa Proaño, estimuladora del centro.

Fuente: El Tiempo