La Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA pidió este jueves «responsabilidad» a todas las partes involucradas en el recuento en Ecuador, en un comunicado en el que no hace ninguna valoración sobre las denuncias de fraude presentadas por el líder indígena Yaku Pérez.

«El margen entre los aspirantes que ocupan el segundo y el tercer lugar es muy estrecho. Es fundamental que los binomios en contienda tengan la certeza de que sus votos están siendo cuidados por las autoridades electorales. Es importante que todas las partes se conduzcan con responsabilidad y que diriman sus diferencias de manera institucional», pide el comunicado.

Publicado en medio de una gran polémica después de que Pérez haya pedido recontar voto a voto las urnas de siete provincias, la misión se limita a lo largo de todo el texto pedir prudencia y explicar el despliegue de sus observadores.

«La conducción transparente de este proceso brindará tranquilidad a los participantes de que sus derechos están siendo respetados, y a la ciudadanía de que su voluntad será debidamente reflejada en los resultados», agrega la nota.

Y asegura que sus observadores están abiertos a «escuchar a los actores políticos» y están «en constante comunicación con la autoridad electoral».

Cuatro días después de los comicios, la misión, que cuenta con 19 personas, dice seguir observando el proceso sin comentar públicamente la puja entre dos candidatos por el segundo puesto, que mantiene en vilo al país.

En el comunicado subraya que sus técnicos han observado «de manera permanente los escrutinios en las juntas provinciales de Guayas, Los Ríos, Manabí, El Oro y Pichincha» desde el domingo, pero no se pronuncia sobre si han detectado irregularidades.

Y dice que «actualmente, un equipo de observadoras está presente en los dos turnos en los que se realiza el escrutinio público en Guayaquil, y otro el escrutinio de actas provenientes del exterior».

Pérez ha presentado toda una serie de supuestas irregularidades que hasta ahora no han encontrado respuesta, como diferencias en el resumen de actas o la nulidad de voto.

Por ello, hoy pidió a la Contraloría General del Estado que abra, a una revisión voto por voto, las urnas de siete provincias.

Ecuador vive una situación de incertidumbre desde las elecciones generales del domingo, en las que salió vencedor el candidato correísta Andrés Arauz con más del 32% de los votos.

Pero la paridad entre Pérez y el conservador Guillermo Lasso, separados por apenas 0,2 puntos de diferencia, no permite dilucidar hasta ahora quien acabará en segunda posición y pasará al balotaje del 11 de abril con Arauz.

A lo largo de la jornada cientos de indígenas se han manifestado antes las sedes del CNE en varias ciudades del país para protestar el presunto fraude contra su dirigente y exigir la revisión de urnas. EFE

Fuente: elmercurio.com.ec