Alrededor de unos 100 habitantes de la parroquia Posorja, perteneciente a Guayaquil, se quejaron ante el gobernador del Guayas, Julio César Quinonez, por el servicio de agua que reciben de la empresa Hidroplayas, del Municipio de Playas.
«Tres días sin agua», » Tubería con aire», «no es justo que las madres de familia nos levantemos a lavar a la una de la mañana», fustigaron los manifestantes ante el gobernador, quien se encontraba en Posorja.
Señalaron que les llega planillas por un servicio que muchos días no reciben.
Fuente : El Universo