28 personas, del cantón Muisne, sur de Esmeraldas, durante tres días durmieron bajo una improvisada carpa que se encuentra instalada en el recinto ‘El Salto’.
El plástico los cubre del sol y la lluvia, pero no de la inclemencia del frío. En el sureño cantón, se han reportado 570 casas colapsadas, además de 230 en la parroquia Chamanga, ubicada a 54 km de la ‘zona cero’ del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter, suscitado el pasado sábado 16 de abril.

Fuente: Diario La Hora