Las mujeres agredidas el pasado 4 de febrero por el personal de la seguridad del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante su visita a Quito, analizan presentar su caso, ya sea ante Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés) o ante el Relator Especial Contra la Violencia a la Mujer.

Estas dos alternativas les fueron planteadas ayer durante la reunión que el grupo mantuvo con Nidya Pesantez, oficial nacional del programa ONU Mujeres en Ecuador. El camino a seguir se decidirá luego de una reunión que mantengan con la Plataforma Nacional por los Derechos de las Mujeres y con el Colectivo Mujeres en Resistencia.

Karla Calapaqui, una de las activistas afectadas, manifestó que en la cita con la delegada de la ONU Mujeres recibieron la solidaridad de la funcionaria quien les explicó el mecanismo a seguir en estos casos. (HCR)

Fuente: Diario La Hora