Las emociones del Mundialito de los Pobres enamora por 36 días a toda la afición indorística de la ciudad. Entre julio y agosto los jugadores se vuelven estrellas de la pelota chica y todos aplauden las jugadas y gritan los goles agónicos. Sin embargo, por estos días, todo es preparación y análisis, de esto se encargan los dirigentes.

Precisamente, a dos semanas de que inicie el torneo, los planteles de los 36 barrios participantes continúan con su preparación, en algunos casos aún no definen la nómina que estará en la edición 42.
Desde hace dos meses cada uno de los barrios pule su técnica en la duela; pero antes, todos los dirigentes o responsables del equipo deben armar sus plantillas.
Para financiar la participación de un plantel se busca a los auspiciantes. Hace dos meses el cuadro de Virgen de Bronce, al mando de Patricio Guazhambo, inició sus prácticas. “En mayo entrenamos una vez por semana y junio, dos veces por semana. Nuestro equipo está formado por amigos que sudan la camiseta; ninguno de ellos cobra”, expresó Luis Cabrera, dirigente del equipo.
Su presupuesto sobrepasa los 2.500 dólares que sirven para pagar la indumentaria de los jugadores y mascotas, además de costear todos los gastos que conlleva la preparación del plante. “Cada entrenamiento en tabla nos cuesta 25 dólares”, explicó. “Aparte a los jugadores se los trata bien, a todos, sin excepción, después de los entrenamientos les entregamos frutas y para el torneo tienen su uniforme interno y externo, además de zapatos”, comentó.
Al consultarle sobre si algún elemento intentó cobrarle su respuesta fue sí. “Me acerqué a un jugador y le pregunté que me gustaría que juegue con nosotros, su respuesta fue que le diéramos 300 dólares y listo. Ésto con nosotros no va”, agregó Cabrera.

Convocatoria
“Nosotros iniciamos los entrenamientos el 1 de junio. Convocamos en nuestra página de facebook y el primer día hubo más de 30 personas que quisieron probar suerte”, comentó Juan Miranda, jugador de San Francisco.
Los entrenamientos se han alternado entre canchas sintéticas, de cemento y duela. “Estuvimos en el parque El Ángel luego en la del parque Juan Stiehle y finalmente en el coliseo del colegio Benigno Malo” explicó Miranda.
De igual manera, Quinta Chica se apuntala para intervenir en un torneo más. Juan Carlos Flores es el dirigente y mantiene una base de jugadores que defienden al equipo de Búfalos. “Entrenamos dos veces por semana en la cancha del Benigno Malo y nos mantenemos jugando en torneos barriales”, explicó Diego Espinoza, jugador de este conjunto.
El trato es igual para todos. “Él (Juan Flores), siempre se preocupa por sus jugadores, no paga a ninguno, pero siempre entrega pares de zapato para jugar los torneos -son cinco o seis pares por año-, además de entregarnos tres o cuatro uniformes . Hace algunos meses sufrí una lesión y se ocupó de los gastos en la recuperación”, explicó Espinoza.

Luis Cordero
Otro equipo de los que retorna y sabe lo que representa intervenir en el Mundialito es Luis Cordero. Pietro Piedra, dirigente del plantel, se mantiene expectante y aunque es de los últimos equipos en entrenar -recién les dieron el cupo a inicios de junio-, ya tiene todo planificado. “Tenemos un presupuesto de 2.800 dólares que será cubierto con los auspicios de la empresa privada. Durante el mes anterior entrenamos en solo en cemento hoy lo haremos por primera vez en duela”, explicó Piedra, quien reconoce que es difícil para un dirigente armar el plantel. “Todas las empresas para exhibir su publicidad en un equipo se fijan en el plantel de jugadores y eso es limitante», dijo.
A decir de Piedra ninguno de los jugadores cobra. “Nosotros les entregamos los uniformes internos y externos con su bolso y par de zapatos”, finalizó.

Campeón
Por estos días, el plantel de Ciudadela del Joyero concentra su preparación en mejorar su forma física en un gimnasio de la ciudad. “Estamos trabajando la parte cardiovascular y resistencia”, explicó Xavier Ordóñez, dirigente del actual campeón del Mundialito.
Este fin de semana, en La Troncal, disputarán un cuadrangular de indor como parte de su preparación. “Estaremos en La Troncal disputando un torneo con los campeones de La Troncal, Cañar, el del torneo Barrabás y nosotros como actuales monarcas del Mundialito”, dijo el dirigente.
La plantilla está plagada de jugadores con reconocida trayectoria en el indor cuencano. “Estamos con buen plantel, pero el camino es duro. Desde el inicio nos armamos con gente afín a nuestro objetivo”, explicó el dirigente.
“No sé si mi conjunto sea costoso o económico, pero sí que prima la unidad y la entrega”, terminó Ordóñez.
La Salle
Es un cuadro que busca la sorpresa, llevan algunos días practicando en tabla y esperan estar al 100 por ciento bajo las órdenes de Pablo Moscoso, quien quedó campéon con El Vecino en 2014. Luis Chasifán, dirigente explicó «Nuestro presupuesto llega hasta ahora a los 1.600 dólares y se va acrecentará. Debemos seguir trabajando en conseguir los recursos», dijo.

Fuente: EL TIEMPO