La “vía legal” para concesionar el dragado del canal de acceso (todo) a los puertos de Guayaquil desde la boya de mar hasta la boya 90, a 9,60 metros, está en manos del Ministerio de Transporte.

El 10 de este mes, el alcalde Jaime Nebot le envió un oficio con dos objetivos: el uno, mostrar su acuerdo con la construcción del Puerto de Aguas Profundas de Posorja; el otro, que concesione el dragado total de la ruta, vital para la competitividad del comercio exterior del país.
Y le anota que no le costará un solo centavo al Gobierno, pues lo pagarán las empresas navieras, con el consecuente beneficio para el sector: traer más carga por cada flete.

Fuente: Expreso