Es un financiamiento costoso. La nueva emisión de bonos de Gobierno en el mercado externo, la cuarta de la “Revolución Ciudadana”, es la más cara desde el año 2000. Una tasa de interés de 10,75 % por 1.000 millones de dólares despierta críticas desde expertos y exfuncionarios.

Lo primero que cuestionan son las condiciones. “Seis años con una tasa de interés tan alta no es rentable”, anota el exdirector del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), Omar Serrano y califica como “barbaridad” la emisión de bonos