Abrir fuego contra aviones extranjeros provocaría una guerra entre Rusia y Ucrania.

En un artículo publicado el lunes en la agencia rusa RIA Novosti, el analista Alexandr Jrolenko advierte que la reciente medida adoptada por Ucrania eleva de manera significativa la posibilidad de que haya una guerra a gran escala entre Rusia y Ucrania.

Anteriormente, solo el ministro de Defensa, el jefe del Estado Mayor y otros funcionarios de alto cargo podían decidir disparar o no contra aviones intrusos,

pero con esta medida, dicha responsabilidad ha sido relegada a los comandantes de la tripulación de los aviones y los sistemas de defensa. Esto es problemático, alerta el analista, ya que Kiev considera suya la península de Crimea y podría abrir fuego contra aeronaves rusas que sobrevuelan la zona, lo que haría estallar una guerra entre Ucrania y Rusia.

«En la actual configuración geopolítica, un ataque de la Fuerza Aérea de Ucrania contra un avión de las Fuerzas Aeroespaciales o del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, equivaldría al inicio de una guerra, aunque pueda haber otras salida.