Al menos nueve personas resultaron heridas este lunes, tres de ellas gravemente, en un atentado con coche bomba contra el palacio de justicia de la pequeña localidad de Ovacik, en el este de Turquía, indicó una fuente de seguridad local.

Una violenta explosión se produjo ante el complejo que alberga también las viviendas de los magistrados y demás personal, indicó esta fuente desde Diyarbakir, principal ciudad del sudeste del país, poblada mayoritariamente por kurdos.

El ataque no fue reivindicado pero esa región es escenario habitual de combates entre rebeldes kurdos del Partido de los trabajadores del Kurdistán (PKK) y las fuerzas de seguridad turcas.

Turquía fue golpeada la semana pasada por dos atentados con coche bomba en Estambul y en Midyat (sudeste), ambos contra la policía, que dejaron en total 17 muertos. Fueron reivindicados respectivamente por un grupo radical kurdo y por el PKK.

El sudeste de Turquía vive al compás de los enfrentamientos diarios entre las fuerzas de seguridad turcas y los rebeldes desde la reanudación de las hostilidades en el verano de 2015. Ponían fin a dos años de negociaciones de paz entre Ankara y el PKK para acabar con la rebelión que ha causado 40.000 muertos desde 1984.

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10591