La Habana, EFE.

El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó hoy que «el destino de Cuba no debe ser decidido por EE.UU. o ningún otro país», aunque advirtió que su país seguirá reclamando el derecho del pueblo cubano a decidir su destino.
«El futuro de Cuba lo tienen que decidir los cubanos y no por nadie más», aseveró Obama en una declaración a la prensa tras una reunión de más de dos horas con su homólogo cubano, Raúl Castro.

fuente: La Hora