La mora estatal asciende a 219,6 millones de dólares. Doce de los veintitrés prefectos insisten en una cita con el Ejecutivo
Sus cuentas siguen en rojo. La deuda del Estado con las prefecturas ya es de 219,6 millones de dólares. Todo el año, las autoridades locales han insistido en que el Gobierno central cumpla con los desembolsos de los recursos que les corresponden. No han tenido éxito.

¿La consecuencia? La paralización de las obras públicas. Sobre todo riego y vialidad, que son sus dos competencias principales, dijeron a EXPRESO. Lo reconocen los prefectos que, ayer, revisaron las cifras en Quito.

Dependiendo del caso, el monto de la deuda estatal representa entre el 50 y 100 % del presupuesto de las obras que, ahora, están detenidas.