Quito, Ecuador.-

La empresa Oleoducto de Crudo Pesados (OCP) informó hace pocos minutos que suspende al transporte de petróleo durante cuatro días (del 11 al 14 de junio) como medida preventiva ante el avance de la erosión regresiva en el Río Quijos (Alto Coca). Pese a la medida ni los servicios de recepción de crudo ni el despacho a buques para exportación, no se verán afectados con esta paralización.

Se trata de una medida preventiva ante el avance del fenómeno natural llamado erosión regresiva. Los primeros dos días servirán para el drenaje del crudo, mientras que los siguientes dos, estarán destinados a realizar la conexión con el bypass de 1 800 metros que se ha construido. Esta variante permitirá la continuidad del servicio de transporte a pesar de que el fenómeno natural avance.

OCP calcula que se drenarán más de 20 mil barriles a través de cuatro puntos de drenaje, de donde se extraerá el crudo de la tubería y se cargará en carrotanques de manera que el crudo sea trasladado a la Estación Amazonas de la misma OCP Ecuador.

“Estas maniobras demorarán alrededor de 4 días, durante los cuales se suspenderá el bombeo, sin embargo, se garantiza la recepción y despacho de crudo”, explicó Guillermo Freire, gerente de Movimiento de Crudo de OCP Ecuador.

Esta nueva variante ha demandado una inversión de $ 6 millones para una construcción temporal que asegure poder mantener de manera segura la exportación de petróleo ecuatoriano.

“Nuestro compromiso con el país se mantiene. Hemos invertido en estas obras temporales no solo para evitar una posible afectación ambiental sino también a fin de continuar con la recepción y exportación de crudo que tanto necesita el país.”, confirmó Freire.

El fenómeno de erosión regresiva amenaza un complejo de obras importantes como los oleoductos (SOTE y OCP), la carretera Lago Agrio Quito y la propia Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

Fuente:https:www.eluniverso.com