La destrucción total del malecón, 10 locales  y bares  ubicados en  ese mismo lugar turístico de la parroquia Súa, del cantón Atacames, deja como saldo un fuerte aguaje registrado la madrugada del sábado en esa zona costera al sur de la provincia de Esmeraldas.

El sitio quedó lleno de pedazos de hormigón,  trozos de  madera, restos de tejas de las estructuras y otros materiales de las edificaciones que fueron arrasadas por la fuerza de las olas que golpearon con fuerza y destruyeron. Por la fuerza como llegaron las olas los dueños de los locales no pudieron sacar nada de las pertenencias que tenían en sus propiedades