Tulcán –

Un operativo realizado la madrugada de este jueves 11, en El Brinco, a pocos km del puente internacional de Rumichaca, en Tulcán, frente a la frontera colombiana logra tomar posesión de este lugar, que utilizado por familias de Ecuador y Colombia para el tráfico de personas y mercancías.

Más de un centenar de uniformados de las fuerzas de combate y el equipo hipomóvil de la Brigada de Infantería Andes llegaron hasta este sector con el propósito de frenar los ilícitos que proliferan durante las noches y en los horarios del toque de queda.

Efectivos policiales y aduaneros se unieron a esta acción combinada, que se extendió hasta después de las 09:00. En el lado colombiano más de 100 personas fueron prohibidas de ingresar a Tulcán por el río internacional Carchi.

Según un oficial que pidió reserva sobre su nombre se trataría de ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana, colombiana y venezolana, que transportan irregularmente mercancías, migrantes y combustibles entre los dos países.

Franklin Pico, comandante de la Brigada Andes, en Tulcán informó que el propósito es bloquear las acciones que los contrabandistas y “coyotores” promueven en esta zona, donde improvisan puentes o tarabitas para cruzar el afluente binacional.

Pico manifestó que no llegaron las órdenes de allanamiento para ingresar a varias viviendas ubicadas en territorio ecuatoriano en ese sitio, que son usadas como bodegas o centros de acopio de las mercaderías sin documentación aduanera.

Durante las operaciones fueron identificados paquetes de cigarrillos y otros artículos regados en la vegetación, que fueron arrojados por los denominados “pasadores”, cuando huían de ese punto fronterizo.

A las siete de la mañana un grupo de familias que se dedican a estas tareas al margen de la ley, salieron a tomarse la vía con la finalidad de protestar y exigir que cesen los fuertes controles, que para ellos rayan en una suerte de persecución a los comerciantes informales que viven de este tipo de actividad.

Dos horas más tarde retornó la calma tras varios conatos de enfrentamiento entre las fuerzas del orden y ciudadanos que viven en el norte de la localidad tulcaneña, junto a la línea de frontera.

Entretanto, un helicóptero de las Fuerzas Armadas realiza sobrevuelos por los 171 km de la línea fronteriza, el grupo hipomóvil se desplaza por la margen del río Carchi y patrullas terrestres vigilan estos sectores que son responsabilidad de la Brigada Andes.

Fuente: www.eluniverso.com