Pacientes con diferentes tipos de cáncer han interrumpido sus tratamientos debido a la imposibilidad de movilizarse por la emergencia sanitaria generada por el Covid-19.

Wilson Merino, de la Fundación Cecilia Rivadeneira, y Gustavo Dávila de Jóvenes Contra el Cáncer, manifestaron su preocupación por esta situación y proponen acciones para apoyar a esta población vulnerable, que se siente relegada.

Merino, que ha puesto a disposición un inmueble de la Fundación a la que representa, dice estar dispuesto a dar acogida a por lo menos 80 niños y sus cuidadores mientras dure la cuarentena. Esto, para que reciban el medicamento y el tratamiento de quimioterapia por parte de los médicos del Ministerio de Salud.

Pone énfasis en que los pacientes con estas entidades son más propensos a contagiarse con cualquier virus, incluso de Covid-19, lo que puede comprometer su vida. Él solicita a las autoridades para que, en conjunto con el sector privado, “pongan a estos niños oncológicos a buen recaudo y reanuden sus tratamientos”.

Lamenta que su propuesta aún no haya sido acogida, a pesar de que el Presidente de la República y directivos del COE de Pichincha lo hayan recibido con agrado.

Propuestas

Dávila, en cambio, informó que en la carta que envió al Ministro de Salud con fecha 22 de abril, pide que las recetas tengan vigencia de por lo menos 90 días y que se abastezca de los medicamentos a todos los hospitales de la red pública en el país, para que los pacientes o cuidadores puedan retirarlas sin necesidad de desplazarse a las grandes ciudades.

También plantea que los hospitales de especialidad transfieran a los pacientes oncológicos  a otros centros de salud, incluso privados, donde el riesgo de contagio Covid-19 no sea tan evidente. También solicita que se aplique la modalidad de telemedicina. (CM)

Fuente: lahora.com.ec