La formación sigue la pista del exministro en los Papeles de Panamá

Insostenible. El fiscal general Galo Chiriboga, cuyo nombre aparece mencionado en los Papeles de Panamá (una vinculación de la cual él desmarca hasta el cansancio), pierde apoyo en la Asamblea Nacional.

No solo ya en la oposición, donde nunca lo tuvo; sino en el oficialismo, donde hasta hace poco “paso a un lado” era una expresión impronunciable si se vinculaban a su apellido.

Hoy no solo se pronuncia, se promueve. La iniciativa parte de la curul de Christian Viteri, oficialista para mayor sorpresa. El legislador verde flex, parte de la Comisión de Justicia, ha sido el primero en insistir en la necesidad de que el fiscal regrese a la comisión para aclarar dudas que, a su juicio, siguen pendientes. Y fue más allá en una entrevista con EXPRESO: “Debería pedir licencia”, dice Viteri, aunque solo fuera porque “no pierda integralidad la investigación”.

El criterio de Viteri, cuyo despacho ha iniciado contactos efectivos en el interior del partido de Gobierno, gana adeptos. Aunque reconozca que es un pedido que debe hacerse “con delicadeza porque no se lo puede obligar a hacerse a un lado”.