El exministro de Defensa Fernando Cordero renunció ayer al cargo, que asumió el 26 de septiembre de 2014. Sin aceptar preguntas de la prensa y tras dar lectura a un comunicado de cuatro páginas en el salón ‘Los Libertadores, del Ministerio, aseguró que su renuncia es una decisión “madura y oportuna”.

Antes de salir, firmó los acuerdos ministeriales 066 y 067. El primero dispone la “eliminación de los tratos discriminatorios que generan desigualdad entre la oficialidad y la tropa”, y el segundo unifica el sistema de reclutamiento de oficiales y tropa “para que se haga efectivo el principio constitucional de la meritocracia”.

“En el tiempo que he dirigido el Ministerio (…) tuve que responder firmemente campañas de desinformación…”, expresó Cordero. El 12 de febrero, los pensionistas del (Instituto de Seguridad Social de las FF.AA.) Issfa le declararon persona no grata dentro de la polémica generada por los recursos de esta entidad.

Además tuvo que enfrentar varias críticas por parte de los militares retirados por temas como el retraso en la recepción de los radares para control del narcotráfico en el país.

El coronel (sp) Alberto Molina, reaccionó: “No por capricho, sino por las malas acciones del Ministro le declaramos persona no grata y, por vergüenza, tenía que irse”.

Él consideró que su salida del Ministerio no fue voluntaria, sino que se dio por la presión ciudadanía. “Por el bien de la institución tomó el camino que tenía que tomar hace tiempo”, señaló, y pidió que el nuevo ministro debe ser un funcionario que conozca las FF.AA.

Crece la polémica

Los 41 millones de dólares del Issfa que el pasado 4 de febrero el presidente, Rafael Correa, “ordenó” que sean debitados por la compra-venta de una parte de los terrenos de los Samanes en Guayaquil, continúan en las cuentas de la institución.

Un día antes (el 10 de febrero) de que el exdirector del Issfa, contralmirante Freddy García, fue “sustituido” del cargo por parte de Cordero, los pensionistas presentaron en la Corte Constitucional (CC) un recurso legal de medidas cautelares.

El coronel Bolívar Silva, delegado de los pensionistas en servicio pasivo en el Issfa, asegura que la medida cautelar impedirá que el Ministerio de Finanzas debite esos recursos mientras no exista un pronunciamiento de la Contraloría y hasta que un juez no lo dictamine.

“La Procuradora del Issfa envío al Ministerio de Finanzas un comunicado donde se indica que no se puede hacer ese movimiento. De lo que conocemos, ese dinero no se ha tocado”, aseguró Silva.

El domingo último, durante una entrevista, el mandatario insistió en que en el caso de la negociación de los terrenos del Issfa hubo un error de buena fe.

“Se han dedicado a decir que no hay errores de buena, fe, cómo pueden decir una tontería así, acaso no se puede equivocar en pagar horas extras a un empleado público y qué va a hacer… le descuentan al siguiente mes y a nadie se le va a ocurrir que tiene que ir a un juicio”, expresó Correa. (SC)

LA CIFRA:

18

meses estuvo Cordero al frente de ese Ministerio.

Fuente: Diario La Hora