A diferencia del resto de la Costa, que inició el 2 de mayo, en la ‘zona cero’ la educación arrancó ayer.
El regreso a clases se completó ayer en Manabí y Esmeraldas. A 79 días de que ocurriera el terremoto que azotó estas provincias, 53.780 niños y jóvenes en edad escolar y de bachillerato retomaron su formación, de manera oficial.

El acto de inauguración de las actividades de educación formal se dio en Jama (Manabí), donde se encuentra uno de los 26 planteles provisionales que fueron montados por el Gobierno, en lugar de los establecimientos que resultaron con daños severos producto del sismo.

De esos, 24 fueron instalados en Manabí y dos en Esmeraldas. Ayer fueron entregados 17, mientras que el resto tendrá la misma suerte en los próximos días, aseveró el presidente, Rafael Correa, en la ceremonia inaugural.

Las instalaciones provisionales tienen capacidad para 1.140 estudiantes por jornada (matutina y vespertina) y disponen de 30 aulas, laboratorios de informática, química y física, cancha de uso múltiple, oficinas y otras instalaciones. En total servirán para 43.392 chicos, según datos oficiales.
Inversión

Correa indicó que, además de la construcción de las 26 escuelas, el programa de recuperación educativa que se lleva a cabo en las zonas afectadas comprende la reconstrucción de escuelas con afectación media por el temblor y la construcción de nuevos centros.

Destacó que su total restablecimiento demandará un conjunto de acciones que supondrá una inversión de cerca de 313 millones de dólares. De acuerdo con el Ministerio de Educación, hasta el momento se han invertido unos 50 millones.

La educación es la “principal arma” para superar la pobreza, la economía extractivista y alcanzar “la verdadera libertad”, dijo el mandatario.

Correa lanzó un mensaje de ánimo a su país al asegurar que, pese a las pérdidas humanas ocasionadas por el temblor, en el plano material Ecuador se recuperará. “Incluso quedaremos mejor que antes”, señaló.

En su discurso, también resaltó la actitud que muchos profesores tuvieron inmediatamente después del terremoto de proteger el mobiliario escolar de trabajo mientras vivían tragedias personales con sus propias familias y casas.

Estrategia

Previo al regreso a clases, entre el 2 de mayo, cuando inició el año escolar en el régimen Costa, y la semana pasada, el Ministerio puso en marcha la estrategia ‘Escuela para todos, juntos nos levantamos’, para contrarrestar los efectos de la emergencia en los muchachos.

Se desarrolló en tres etapas. La primera consistió en brindar soporte socioemocional a los estudiantes por medio de actividades recreativas. En segundo lugar, trascendió a la educación no formal y apertura de actividades formales. Y a partir de ayer, la tercera, ya se aplica el currículum de cada nivel.

“Hasta el 9 de mayo iniciaron clases el 75,5% de los estudiantes. Hasta la semana anterior el 90% ingresaron clases y hoy el 100 % de niños y jóvenes están estudiando”, dijo el ministro del ramo, Augusto Espinosa.

Cifra 26 planteles prefabricados se instalaron en las zonas afectadas de Manabí y Esmeraldas. Ayer fueron entregadas 17.

El Dato

En cada escuela se educarán 1.140 estudiantes en dos jornadas.

Fuente: LA HORA