Palestina denuncia el carácter proanexión de la nueva coalición política israelí y llama al mundo a entrar en acción ante el expansionismo de Israel.

“La coalición política formada por Israel es coalición (en pro) de anexión y no paz”, dijo el martes el primer ministro palestino, Muhamad Shtayeh, en una conversación telefónica con el jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Joseph Borrell.

Durante la conversación, Shtayeh y Borrell abordaron las amenazas del ejecutivo israelí para anexionar la Cisjordania, así como las vías de responder a tal complot.

Ambos se referían al acuerdo entre el primer ministro en funciones israelí, Benjamín Netanyahu, y su exrival en las elecciones Benny Gantz, lo que le permite presentar un plan para la anexión de la Cisjordania ocupada al gabinete y al parlamento del régimen sionista para una pronta aprobación.

Netanyahu, que cuenta con el apoyo incondicional de EE.UU. en sus medidas antipalestinas, anunció a finales de abril que confiaba en que Washington daría el visto bueno al régimen de Tel Aviv dentro de dos meses para avanzar con su plan expansionista.

De hecho, la referida anexión es parte del llamado ‘acuerdo del siglo’ presentado en enero por EE.UU., plan que otorga a los palestinos una autonomía limitada dentro de una patria discontinua, deja en manos de Israel el cotizado valle del Jordán y olvida la problemática de millones de refugiados palestinos deseosos de retornar a sus tierras.

Ante todo esto, Shtayeh exigió a los países que actuaran para impedir la violación israelí del derecho internacional y convertir las palabras en acto, reconociendo a Palestina como un Estado y tratando de poner fin a las agresiones de Israel.

Asimismo, pidió a Europa que acepte la propuesta de Palestina de celebrar una conferencia internacional de paz con la participación de todas las potencias internacionales y que desempeñe el papel de mediador en el conflicto israelí-palestino, después de que EE.UU. perdiera el crédito al respecto, con su ‘acuerdo del siglo’, que solo prevé concesiones unilaterales en beneficio de Israel.

Borrell, por su parte, manifestó la oposición de la UE a los intentos israelíes por anexionar Cisjordania y tachó esa medida de una violación del derecho internacional.

El diplomático europeo, del mismo modo, informó que los ministros de Exteriores del bloque comunitario celebrarán el próximo viernes una cumbre para asegurar que la UE no reaccionará de manera indiferente, si se implementa el plan israelí-estadounidense.

Fuente: hispantv.com