El papa Francisco, según la agencia Aciprensa, se pronunció sobre el mal llamado “matrimonio” gay en su reciente exhortación apostólica postsinodal Amoris laetitia, advirtiendo que si bien las personas homosexuales deben ser acogidas con respeto, no se pueden equiparar sus uniones legales con el matrimonio.Amoris laetitia, sobre el amor en la familia, fue publicada ayer por la Santa Sede, como resultado de las reflexiones del santo padre a partir de los sínodos de los obispos sobre la familia realizados en 2014 y 2015.

Francisco concluye, recogiendo las reflexiones de los padres sinodales en la relación final del Sínodo de 2015, que “no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”.

“Es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia y que los organismos internacionales condicionen la ayuda financiera a los países pobres a la introducción de leyes que instituyan el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, señaló.

Sin embargo, Francisco recordó que “la Iglesia hace suyo el comportamiento del Señor Jesús, que en un amor ilimitado se ofrece a todas las personas sin excepción”.

Fuente: Diario El Universo