El fiscal del Vaticano pidió ayer tres años y un mes de prisión para el sacerdote español Lucio Vallejo por divulgar material clasificado de índole económica de la Santa Sede en el caso conocido como “Vatileaks2”

El promotor de justicia fiscal, Gian Piero Milano solicitó esta condena ante el Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano después de considerar al monseñor como “personaje principal y motor principal” de un plan destinado a divulgar material reservado.

La defensa del monseñor español pronunciará hoy su alegato final y la sentencia se espera para mañana, cuando previsiblemente se concluirá un proceso que arrancó el pasado 24 de noviembre.

Vallejo afronta esta posible condena cuando ya ha pasado nueve meses bajo medidas cautelares y actualmente se encuentra en estado de semilibertad.

Se le acusa de revelar información relativa a la comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede, COSEA, de la que era secretario y en la que al parecer conformó un “grupo en la sombra” junto a otra imputada, Francesca Chaouqui.
Para esta ex miembro del COSEA, que acaba de ser madre, el fiscal solicitó la mayor condena del proceso: tres años y nueve meses de prisión al considerarla “inspiradora y verdadero motor” de un esquema operativo dirigido a divulgar información.

Estas personas están imputadas por dos delitos: pertenencia a asociación para delinquir y divulgación de material clasificado, unos cargos que pueden acarrear penas de hasta ocho años de cárcel.

Fuente: EL TIEMPO