Los manifestantes se pronuncian en contra del apoyo que partidarios del fascismo profesan al presidente Jair Bolsonaro.

Fuerzas del orden público de Brasil reprimieron, este lunes, diversas manifestaciones ocurridas a lo largo del país, en una nueva jornada de protestas que desde hace días se registran en esa nación.

A través de redes sociales, ciudadanos de Curitiba, Sao Paulo, Río de Janeiro y otras ciudades y regiones brasileñas, han denunciado la actuación policial violenta contra quienes mostraban su inconformidad con los grupos neofascistas que apoyan la gestión del presidente Jair Bolsonaro.

En las redes sociales, circulan imágenes de uniformados apuntando directamente a civiles desarmados, agentes cargando contra manifestantes que ya se retiraban de las concentraciones y otras que muestran el empleo de instrumentos antidisturbios contra los ciudadanos que protestaban, tales como porras, balas de goma y gases lacrimógenos.

Varias jornadas de protestas se han registrado en Brasil, desde que el pasado 18 de mayo fuerzas policiales ultimaran en una favela de Sao Paulo a un menor de edad que se encontraba en su domicilio en compañía de sus familiares.​​​​​​​

Twitter @Brasil62696059
Twitter @Brasil62696059
Twitter @Kaeltikx
Twitter @Kaeltikx
Twitter @MegafonoPopular
Twitter @MegafonoPopular

A partir de este hecho, ciudadanos de todo el país han acudido a concentraciones para exigir justicia para los responsables. Las protestas han derivado hacia las muestras de rechazo a la gestión del jefe de Estado.

También los manifestantes han expresado su apoyo a los poderes Legislativo y Judicial, a los que exigen que actúen para neutralizar las políticas de Bolsonaro.

Un tema que también ha sido centro de las protestas es la desigualdad social y racial. Los manifestantes han denunciado que, mientras los neofascistas son llamados al orden pacíficamente, quienes se oponen a Bolsonaro son reprimidos con el empleo de numerosos métodos y medios antidisturbios.

Fuente: telesurtv.net