Radamel Falcao terminó en el hospital tras chocar con el arquero del Niza, Cardinale. El colombiano seguía el recorrido de la pelota y no vio venir a su adversario, quien le tiró el cuerpo encima de espalda.

El punta cayó al piso, se reincoporó pero tras el entretiempo no pudo seguir jugando para el Monaco, que perdió 4 a 0 por la Ligue 1. El club informó que espera los resultados de los análisis médicos para conocer la gravedad de su lesión.

Fuente: Diario Olé