“Va a haber un momento que no va haya cama para tanta gente” explica Iván Feicán, gerente del hospital Vicente Corral en referencia al incremento de casos de coronavirus que llegan a esta casa de salud, La cifra pasó de 7 a 20 en la última semana.

La pandemia presiona a los hospitales de la ciudad que han visto incrementarse la demanda de camas a mayor ritmo que la ejecución de soluciones a los problemas en la atención como la falta de médicos y la ampliación de espacios.

De acuerdo con el último informe de casos de la coordinación zonal de Salud, en la región hay 52 personas hospitalizadas por COVID-19 en Azuay, Cañar y Morona Santiago.

De acuerdo con Feicán, 20 de los pacientes están en el Vicente Corral y un número similar en el José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en Cuenca.

El gobernador Xavier Martínez afirmó que a nivel del Azuay hay espacio para 40 pacientes en el hospital regional y 46 más en el hospital del IESS, pero Feicán explicó que en el Vicente Corral al momento hay capacidad para 32 internos, esto es solo 12 personas más.

El espacio en las Unidades de Cuidados Intensivos es otra de las preocupaciones de los directivos del hospital, en dicha área hay 10 camas, de las que 7 ya están ocupadas explicó el jefe de emergencias del hospital regional, Luis Alberto Martínez.

De acuerdo con el galeno, en los últimos 4 días se ha registrado un incremento de pacientes y se está recibiendo unos 10 ingresos diarios. “Afortunadamente hemos podido evacuar a la mayoría en el mismo día” indica.

En esta labor ha sido de gran apoyo la colocación de dos triajes para atender a los pacientes que llegan al hospital. Desde el inicio de la emergencia sanitaria se ha recibido a 1.600 usuarios, de los que 500 presentaban síntomas respiratorios, pero solo 43 llegaron a ser sospechosos de coronavirus.

Este filtro ha ayudado a que el sistema tenga capacidad, pero a pesar del trabajo desplegado por el personal médico, si la gente no respeta el aislamiento “no hay duda de que llegaremos al colapso” indica Martínez.

Planes

Para enfrentar el incremento de pacientes con coronavirus, el hospital regional se viene preparando desde enero cuando se estableció la posibilidad de enfrentar 4 fases operativas.

Martínez explica que en la fase A se tenía 7 camas para pacientes de coronavirus una capacidad que ya fue rebasada, ahora nos encontramos en una fase B con 32 camas y se prepara una fase C para tener 70 espacios disponibles.

En este plan colabora el Hospital Municipal de Patamarca, a donde se trasladará neonatología y pediatría en los próximos días.

Feicán explica que la fase D implica destinar todo el Vicente Corral Moscoso para tratar coronavirus con hasta 300 camas, si esta capacidad es rebasada se tendrá que atender a pacientes en colchonetas, un panorama “al que nadie quiere llegar”.

Con el incremento de camas se requiere también un mayor número de médicos, al momento 32 personas se encargan de esta labor y aunque 32 profesionales más fueron convocados y entrenados, a última hora su contratación quedó suspendida.

El gobernador Xavier Martínez informó que espera un informe de la coordinación de Salud para conocer los motivos del freno en la contratación, un proceso que catalogó como “imprescindible”.

Mientras estas situaciones se solucionan, los médicos del hospital regional continúan su lucha diaria contra el coronavirus en la que hay altas y bajas. Al momento hay 4 fallecidos en el Azuay por COVID-19, dos de ellos en el Vicente Corral, pero también en esta casa de salud se ha logrado el alta de 13 pacientes que se recuperan en sus hogares.

“Contamos con la gente para que evite el contacto social y por tanto el contagio del coronavirus, si esto no pasa, no habrá sistema que resista ante la pandemia” advierte Feicán. (JMM) (I)

Fuente: elmercurio.com.ec