Hace más de 40 años los tsáchilas se alimentaban solo de lo que la naturaleza les proporcionaba.

Uno de los aspectos en la vida de los tsáchilas que ha cambiado con el pasar de los años ha sido la alimentación. A esto se suman otros como la vestimenta, las creencias y hasta la pérdida de su lengua original que es el tsáfiqui, especialmente en niños y jóvenes.

Al vivir en fincas de la zona rural de Santo Domingo, los miembros de esta cultura, en su mayoría, tienen pequeñas parcelas en las que siembran productos que consumen, como yuca, plátano, frutas y demás. Algunos de ellos reconocen que cada vez necesitan de otras cosas que venden en los mercados o que usualmente antes no se utilizaban hace 30 o 40 años.

Platos

Uno de los alimentos que ya poco se prepara es el ‘Malun Ninpuga’ que es a base de gusanos conocidos como ‘Mayones’, estos son asados y se acompañan con limón y maduro asado.

Tradiciones

Gastronomía

Bebidas como el ‘malá’ o la ‘chicha’ están siendo reemplazados en las mesas de los tsáchilas por gaseosas o jugos embotellados.

Cada año se realiza una feria gastronómica en la que se ofrece los platos típicos de la nacionalidad.

La colada de chonta es una delicia que se realiza cocinando este producto, luego se lo maja y el extracto es mezclado con maduro cocinado.

FUENTE: La Hora

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10593