Quito, Ecuador.-

La posibilidad de que la Asamblea Nacional pueda ratificarse con 70 votos (mayoría absoluta) y no con una mayoría calificada (91 votos) en aquellos textos que fueren vetados por el Ejecutivo, fue incluida en un proyecto de enmienda constitucional presentado por el asambleísta Héctor Muñoz (IND).

Actualmente el tercer inciso del artículo 138 de la Constitución, vigente desde el 2008, determina que “la Asamblea examinará la objeción parcial dentro del plazo de treinta días, contados a partir de la fecha de su entrega y podrá, en un solo debate, allanarse a ella y enmendar el proyecto con el voto favorable de la mayoría de asistentes a la sesión. También podrá ratificar el proyecto inicialmente aprobado, con el voto favorable de la dos terceras partes de su miembros“.

A criterio del legislador proponente en el procedimiento de formación de la Ley, específicamente en relación al veto u objeción y su quórum de aprobación, para allanarse al veto o ratificar al texto enviado previamente al Ejecutivo, existe una excesiva ventaja a favor del Presidente de la República.

Por lo tanto, la propuesta de enmienda pretende equilibrar la relación de poderes entre las funciones Legislativa y Ejecutiva, al menos con el número de votos necesarios para aprobar el allanamiento al texto del presidente o la ratificación del texto inicial de la Asamblea.

Muñoz señaló que el proyecto de enmienda busca debilitar al hiperpresidencialismo creado en el 2008, respecto a las mayorías que necesita la Asamblea en la construcción de las leyes frente al veto del Ejecutivo. Es absurdo pensar, añadió, que para la aprobación de las leyes se necesiten 70 votos, y para ratificarse en sus textos aprobados, frente al veto, se necesiten 91 votos, que es la mayoría calificada. Esto ayudará a tener mayor independencia entre las funciones del Estado, apuntó.

Propuesta

Puntualmente, el texto que se plantea enmendar en el artículo 138 de la Constitución en el numeral tercero para indique: “La Asamblea examinará la objeción parcial dentro del plazo de treinta días, contados a partir de la fecha de su entrega y podrá, en un solo debate, allanarse a ella y enmendar el proyecto con el voto favorable de la mayoría de asistentes a la sesión. También podrá ratificar el proyecto inicialmente aprobado con el voto de su mayoría absoluta“.

Según el procedimiento para el trámite de una enmienda constitucional, previsto en el artículo 443 de la Constitución, esta propuesta deberá primero ser enviada a la Corte Constitucional para que indique cuál de los procedimientos previstos en la Constitución se ajustan al planteamiento, sea vía enmienda o reforma constitucional. 

Fuente:www.eluniverso.com