Es la cuarta noche de violencia y caos, producto de la violación de un joven por parte de agentes policiales, durante un control de identidad.

Las autoridades francesa anunciaron este miércoles el incremento de la violencia en las calles de París por cuarta noche consecutiva en rechazo a la violación a un joven por parte de agentes durante un control de identidad.

Con gritos de «asesinos» y «todo el mundo odia a la Policía», los manifestantes repudiaron el caso que también generó disturbios en el suburbio de Aulnay-sous-Bois, donde ocurrió el abuso.

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 620