El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asegura que no existen pruebas sobre la implicación iraní en ataques contra las instalaciones petroleras en Arabia Saudí.

Funcionarios de inteligencia estadounidense que afirmaron que Irán estaba detrás de los ataques contra la compañía saudí Aramco “sirven a la política exterior de Estados Unidos” y “aún no han proporcionado ninguna evidencia” de que Teherán estuvo involucrado en los ataques con aviones no tripulados a estas instalaciones, ha aclarado este miércoles el presidente ruso.

Hablando en la Semana de la Energía de Rusia, Putin ha comentado que el presidente iraní, Hasan Rohani, le aseguró que Irán no estaba involucrado de ninguna manera en los ataques.

El mandatario ruso ha agregado que también habló sobre el incidente con el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, pero ha subrayado que Riad todavía está tratando de obtener alguna “evidencia irrefutable sobre la participación de un país en estos eventos”.

Putin también ha destacado que estos ataques tuvieron consecuencias negativas en los mercados, pero que nadie debería ser culpado por los ataques sin evidencia. En este sentido, ha instado a dejarse guiar no “por las emociones, sino por los hechos” en la investigación de ese incidente.

El 14 de septiembre, el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, atacó con 10 aviones no tripulados dos instalaciones petrolíferas de la petrolera estatal Aramco y provocó la suspensión del 50 % de la producción del mayor suministrador de petróleo del mundo.

Aunque Ansarolá se atribuyó abiertamente la responsabilidad del ataque a la petrolera saudí, el reino árabe y su aliado Estados Unidos descartaron, contra toda lógica, que el ataque fuera lanzado desde Yemen y acusaron a Irán, sin prueba alguna.

No son muchos los países que creen la versión estadounidense-saudí del ataque a Aramco. Rusia y Japón, por ejemplo, han calificado de infundadas las acusaciones antiraníes y han aseverado que no hay pruebas que demuestren que el país persa esté involucrado en tal operación.

Por su parte, las autoridades iraníes han rechazado los infundios de los saudíes y estadounidenses y han asegurado que la ofensiva yemení fue respuesta a agresiones de Riad en el país más pobre del mundo árabe.

Fuente: Hispantv.com