El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, ha expresado hoy su deseo de que el PSOE actúe al final con «sentido común», porque, una vez que los españoles han hablado, «esto no se aguanta más» ya y estar sin Gobierno es una «situación absurda».

Tras un largo paseo por la ruta del río Umia, situada en el municipio de Ribadumia (Pontevedra), y en la que el líder de los populares recorrió 6,710 kilómetros en 55 minutos, explicó a la prensa allí congregada, después del café de rigor, que el escenario de unas terceras elecciones sería «algo disparatado, no ocurre en ningún país de Europa, vamos».»Estar diciendo que no a todo, no tiene mucho sentido», ha afirmado por tanto, en alusión al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al mantenerse este partido en su negativa a propiciar un gobierno del PP y a apoyar unos hipotéticos presupuestos generales de 2017 que presente tal organización política.

Esto no ha llevado a Mariano Rajoy a conformarse y en ese sentido esta mañana ha recalcado que él ha de intentarlo y que va a hacerlo, porque «el PSOE es un partido de gobierno, ha gobernado en muchas ocasiones, y sus votos son necesarios ahora para que España tenga un gobierno».»Formar gobierno es la prioridad, como digo yo, es la mayor», ha apostillado Rajoy, «y luego ya, evidentemente, lo primero es tener unos presupuestos.

Este año 2016 se ha mantenido bien la economía», ha puntualizado, «pero esto no tiene por qué ser siempre así», además de que «tenemos que perseverar y todavía hay que crear muchos puestos de trabajo».Rajoy se someterá al debate de investidura en el Congreso el 30 y 31 de agosto, después de haber aceptado las condiciones que le planteó Ciudadanos para iniciar las negociaciones, que comenzaron con la firma del pacto anticorrupción y una primera reunión [lea el documento en PDF].La presidenta del Congreso, Ana Pastor, anunció la fecha de la investidura después de que Rajoy se mostrase en disposición de someterse a la misma tras reunirse con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y darse por iniciadas formalmente las negociaciones entre este partido y el PP.

Fuente: El mundo