Un celular averiado, una descontinuada impresora, un viejo televisor que dejó de funcionar, los teclados, mouses, todo sirve en el reciclaje electrónico que organiza el directorio de la urbanización Entre Lagos, en la parroquia La Puntilla.

El presidente, Verdi Zambrano, indica que esta iniciativa se da después de haber establecido en la urbanización el reciclaje común mediante un proyecto piloto coordinado con la municipalidad de Samborondón, en el que personal de la Asociación de Recicladores de ese cantón acude al centro de acopio de la ciudadela y clasificó los desechos.

Con este trabajo empezó el cuestionamiento sobre qué hacer con aquellos aparatos electrónicos que cuando son desechados necesitan un tratamiento distinto. “Dado que contienen elementos (como: plomo, cadmio, fósforo, mercurio, arsénico, cobalto) con un alto nivel contaminante”, dice Zambrano.

Por lo que decidieron ejecutar la campaña de reciclaje que se inició el lunes y estará abierta durante esta semana.

Entre Lagos dispondrá de un depósito dentro y fuera de la ciudadela para que no solo participen los residentes de esa urbanización, sino también los de las ciudadelas vecinas.

Los desechos recolectados serán vendidos a la empresa recicladora Intercia y el dinero recaudado se destinará a los damnificados del terremoto del pasado 16 de abril.

“Una vez obtenido el dinero estableceremos a qué organización la entregaremos. Debe ser una que ya haya venido trabajando con los damnificados porque conocerán las necesidades de allá”, explicó Zambrano.

Intercia explicó que en la planta se realiza el desensamblaje primario, clasificación y separación de equipos, los que luego serán enviados a Canadá para ser procesados.

Fuente: Expreso