La amenaza se cumplió. Los transportistas han plegado al paro nacional, como lo anunciaron ayer, frente a las medidas económicas anunciadas el martes por el presidente, Lenín Moreno.

Ayer entró en vigencia la eliminación del subsidio a la gasolina extra y el diésel. Mientras hoy se espera que llegue a la Asamblea el proyecto de reformas tributarias y laborales.

El gremio del transporte, incluido buses urbanos e interprovinciales, así como los taxis, señalaron que no levantarán la protesta hasta que el Gobierno revea las medidas.

Por su parte, el Gobierno activó la sala de crisis en el ECU-911 de Quito. Allí se instaló el Puesto de Mando Unificado ante las movilizaciones, según reportaron las autoridades en redes sociales.

Lo mismo ocurrió en todos los centros del 911 a escala nacional, con el objetivo de «coordinar acciones de respuesta ante posibles incidentes».

El presidente, Lenín Moreno, no se ha pronunciado hasta ahora en sus redes sociales. Tampoco lo ha hecho la ministra de Gobierno, María Paula Romo, quien ayer señaló que respetarían las posiciones críticas, pero pidió que no se afecte el normal funcionamiento del país.

Mientras, el ministro de Economía, Richard Martínez, en declaraciones a Ecuavisa, señaló que la medida se mantendrá. «El Gobierno va a sostener la decisión sobre la base de que es lo correcto, es lo que hay que hacer. El Gobierno no puede seguir regalando dinero a los contrabandistas», señaló la autoridad en los exteriores del Palacio de Gobierno.

Hoy a las 11:00 está previsto un Gabinete en el Palacio de Gobierno, en Quito, donde se analizará la situación. La Policía restringe el paso a los periodistas que desean hablar con los ministros que llegan.

Al ingreso, el ministro de Trabajo, Andrés Madero, indicó que se han enviado propuestas a quienes están liderando las movilizaciones. Estas son sus declaraciones:

Incidentes violentos

Transportistas y otros sectores han participado de incidentes violentos en diferentes provincias del país. Ante los disturbios, la Fiscalía confirmó en su cuenta de Twitter que hay 5 personas detenidas: 3 en Guayas y dos en Los Ríos, por el presunto delito de paralización de servicios públicos.

La Fiscalía formulará cargos en las próximas horas, de acuerdo a lo dispuesto en el Art. 346 del COIP, cuya sanción va de 1 a 3 años de prisión, señaló en el trino.

En Quito, durante protestas en los alrededores del Palacio de Gobierno, se registraron agresiones a periodistas y fotógrafos.

Frente al hecho, el Ministerio de Gobierno rechazó, «los incidentes registrados este 3 de octubre en contra de periodistas y medios de comunicación y exhorta a los transportistas a manifestarse sin perjudicar a los ciudadanos».

Situación en provincias

En Santo Domingo, la vía hacia Quito amaneció bloqueada por la quema de llantas y obstaculizada por buses interprovinciales, camiones y carros particulares.

En Cotopaxi se vivió una situación similar, en el ingreso a Saquisilí y Poaló se registraron cierres por la quema de llantas. Los manifestantes anunciaron que no depondrán las medidas. Mientras, el tránsito está semiparalizado; los taxis se unieron a la medidad.

Por otro lado, en Imbabura, la Panamericana Norte, en el cantón Otavalo, se encuentra bloqueada por neumáticos, palos y piedras que colocaron los transportistas y comuneros.

En Quito, el paro imposibilita la movilización de los ciudadanos hacia sus lugares de estudio o trabajo. El Trolebús y la Ecovía se encuentran en funcionamiento parcial para los usuarios, pero sin el servicio de los alimentadores. Según las autoridades, hay 27 puntos conflictivos.

En la capital se sumaron a las protestas, los estudiantes de la Universidad Central del Ecuador. Se han producido disturbios en varios puntos. Hay dos detenidos.

En la ciudad de Ambato, Tungurahua, los gremios de taxistas cerraron las vías de la ciudad desde las 00:00.

En Carchi, la Terminal Terrestre amaneció sin presencia de unidades, mientras el transporte urbano y taxis funcionan con normalidad.

Por otra parte, en la provincia de Esmeraldas el transporte funcionba de manera normal a pesar de la suspensión de clases. Los taxistas, camioneteros y taxis ilegales también circulaban con normalidad en las primeras horas de la mañana. Sin embargo, después se unieron al paro.

En Loja, las terminales se encuentran vacías y el servicio de transporte público está paralizado.

Fuente: lahora.com.ec

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10766