Un grupo de delincuentes se habría tomado el tiempo necesario para estruchar una casa y llevarse hasta la mascota de la familia, una perra schnauzer.
El hecho ocurrió entre las 14:30 y las 17:30 del pasado domingo en la ciudadela Sauces 9, en el norte de Guayaquil.
Los perjudicados contaron que salieron de la vivienda a realizar varias actividades y que al volver encontraron las puertas violentadas.
Ana Calderón, propietaria de la casa, contó que cuando intentó poner la llave en la cerradura de la puerta, esta se abrió sola y que lo primero que descubrió fue que faltaba el televisor de 42 pulgadas de la sala.
Enseguida, con otros familiares revisaron los cuartos y encontraron los cajones de las cómodas en el suelo. Se les llevaron $ 9 mil en joyas, $ 3 mil en efectivo, así como computadoras portátiles, zapatos, ropa y una maleta de mercadería.
Lo que más les dolió, dijeron los afectados, fue no haber encontrado a Sweetie, la cachorra schnauzer que esperan recuperar de alguna forma.
Carlos Chicaíza, quien también vive en la casa, se quejó de la poca ayuda que supuestamente recibieron de la policía. Contó que los agentes que llegaron a su casa les dijeron que no podían hacer nada, pese a que una vecina había anotado la placa del carro en que huyeron los delincuentes.
Incluso, hasta el mediodía de ayer, personal de Criminalística no llegaba a recoger las huellas de los maleantes.
El perjuicio, según el afectado, fue de $ 15.000.
Fuente : El Universo

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11334