Rodrigo Paz Delgado, presidente vitalicio de Liga de Quito, tiene una opinión positiva de Gustavo Munúa, entrenador uruguayo de los albos. Piensa distinto del charrúa, respecto de los argentinos Luis Zubeldía –al que llamó “débil emocional” en el 2015– y del compatriota de este Claudio Borghi – “fumaba cinco cajetillas (de cigarrillos) diarias, tomaba unas 25 tazas de café, visitó 32 departamentos y ninguno le gustaba, pero ya estaba firmado el contrato”–.

De Munúa, este jueves en diálogo con radio La Red, el patriarca albo indicó que el charrúa no es un hablador. “Munúa es un técnico que tiene las cosas muy claras. Lo he visto trabajar con los jugadores. Realiza un buen trabajo en Liga de Quito. Va a cumplir su contrato de dos temporadas, no es un charlón”, comentó Paz sobre el entrenador, pese a la poca experiencia que tiene (ocho meses en Nacional de Montevideo).

En el certamen 2016 Liga tuvo a Borghi, al uruguayo Álvaro Gutiérrez y a Álex Aguinaga como entrenadores.

Respecto de la escasa asistencia de los aficionados azucenas al estadio Casa Blanca, Paz se pronunció: Las recaudaciones del año pasado dejaron déficit”, se sinceró. “El jugador número 12 es el hincha, que debe apoyar; estoy seguro de que este año Liga va a mejorar”.

‘Dar miedo’
Mientras, Hernán Barcos, ya habilitado por la Ecuafútbol, indicó: “Tengo mucho para trabajar. Todavía estamos en lo de la adaptación a la altura, que eso nos cuesta a todos los extranjeros, pero pronto veremos al Liga que todos queremos”.

Y sobre el nivel que espera que alcancen los universitarios, el Pirata señaló: “Queremos ser el Liga al que todos le tienen miedo”. Barcos fue campeón con los albos en el 2010.

En Casa Blanca
Contra Delfín, este domingo, desde las 11:30, Liga de Quito debuta como local en el campeonato nacional del 2017. Ambos equipos empataron en la fecha inicial.

Cevallos por Olivera
Para medir a los cetáceos, Liga (Q) no tendrá al uruguayo Rubén Olivera, quien estará ausente por lesión por lo menos tres semanas. Su reemplazo como titular sería José Francisco Cevallos Jr.

Fuente: El Universo.