Una furgoneta ha atropellado en Las Ramblas de Barcelona a decenas de personas, dejando al menos 13 muertos y más de 100 heridos, según han declarado los Mozos de Escuadra (la Policía autonómica).

La Policía de Barcelona ha calificado el atropello de «atentado». La Audiencia Nacional (Tribunal de justicia) española ha abierto diligencias para investigar el atentado perpetrado en el centro de Barcelona.

Entretanto, el Estado Islámico (EI) ha reivindicado el mortal ataque. El grupo terrorista se atribuyó la autoría del atentado a través de una nota difundida por su agencia de noticias Amaq. El EI afirma que este atentado responde a sus llamamientos previos a atacar a los «países de la coalición».