Santos expresó su disposición a que se levante el ‘blindaje’ legal para facilitar una investigación al financiamiento de su campaña electoral de 2010.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, solicitó el miércoles al Consejo Nacional Electoral (CNE) que revise si es posible levantar la prescripción que pesa sobre las cuentas de su campaña presidencial del 2010.

«Le he pedido al ministro del Interior que le pregunte al Consejo Nacional Electoral si la campaña del 2010, todas las cuentas ya están caducas, y si se puede levantar esa caducidad», afirmó Santos en un acto de Gobierno.

Le he pedido al ministro del Interior que le pregunte al Consejo Nacional Electoral si la campaña del 2010, todas las cuentas ya están caducas, y si se puede levantar esa caducidad», afirmó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Como, según las leyes colombianas, las investigaciones sobre las cuentas caducan tres años después de la elección, Santos explicó que su solicitud al ministro Juan Fernando Cristo para que haga la consulta al máximo órgano electoral tiene como fin «que todo quede aclarado a la mayor brevedad posible».

El mandatario hizo esta propuesta después de que el gerente de su campaña 2010, Roberto Prieto, admitiera la financiación ilegal para fines proselitistas por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Desde hace semanas, la Fiscalía colombiana investiga el presunto uso de un millón de dólares en la campaña para reelegir a Santos, que procedería de un soborno entregado al exsenador Otto Bula. A mediados de enero, Bula fue detenido por sospechas de haber recibido dinero de Odebrecht a cambio de adjudicar a la compañía una obra pública.

De acuerdo con documentos del Tribunal del Distrito Occidental de Nueva York, publicados en diciembre de 2016 por el Departamento de Justicia de EE.UU., Odebrecht pagó alrededor de 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluidos Angola, Argentina, Panamá, Brasil y Colombia.