El santuario de Tabgha, importante sitio del cristianismo en Tierra Santa, seriamente dañado hace 20 meses por un incendio, fue reabierto. Allí supuestamente Jesucristo cumplió su milagro de la multiplicación de los panes. El templo fue devastado en un ataque perpetrado al parecer por judíos extremistas, en junio de 2015.

El atrio de la iglesia reabrió tras una misa en presencia de dignatarios cristianos y donadores, entre ellos el cardenal de Colonia, Alemania, Rainer Woelki. “Tras ocho meses de trabajos, el atrio y la entrada de la iglesia de la multiplicación finalmente son nuevamente accesibles para los visitantes del mundo entero”, dijo Heinz Thiel, secretario general de la Asociación alemana de Tierra Santa, dueña de la iglesia.

Fuente: El Universo