Andrea P. tiene 33 años y desde hace dos cambió su consumo de leche. “Le bajé de leche entera a descremada para cuidar el peso”, confiesa. Pero también revela que en los últimos meses compra menos cantidad, ya que en su régimen alimenticio los lácteos son muy reducidos.

En el caso de Carlos A., la reducción de la compra de leche se dio por la falta de recursos. “Mi esposa dejó de trabajar. Como hay menos plata, ahora solo los niños toman leche en la casa, los grandes nos arreglamos con otras cosas”, comentó al explicar que pasaron de comprar dos litros diarios a uno.

Aunque en el mundo el consumo de leche está en un promedio de 150 a 170 litros por persona al año, en Ecuador la media es de máximo 100. Esta falta de consumo está repercutiendo en el sector de lácteos, con una contracción en sus ventas y un excedente de producto embodegado.

Una de las principales acciones que los productores piden a las autoridades es que se impulsen campañas para incentivar el consumo de leche y sus derivados.

Margoth Hernández, subsecretaria de Ganadería, explicó que en 2015 se realizaron campañas para impulsar el consumo interno, por un monto aprobado de 700.000 dólares, que tuvo el aporte de la cadena de distribución y las industrias.

 

Buscando más consumo

Si bien, en el último año no se llegó a un acuerdo con todos los actores de la cadena para continuar con la campaña, en la reunión que mantendrán la siguiente semana los productores y las autoridades se prevé dialogar sobre un método para generar un fondo para la promoción permanente en el mercado interno, mismo que se construiría entre los sectores privado y público, mediante una alianza estratégica.

Hernández no quiso adelantar cómo se lograría dicho mecanismo, pero aspira a que esté pulido hasta mediados de marzo.

Rodrigo Gómez de la Torre, titular de la Cámara de Ganadería de la Zona 1, señala que se está dialogando con los actores del sector. “Estamos de acuerdo en que hay que hacer una campaña de consumo interno”, dice, al insistir en que hay un problema de déficit de consumo y se necesita la campaña para enseñar a los padres el beneficio de la leche para sus hijos.

Él cita estudios que demuestran que el consumir leche aumenta 28% la capacidad de aprendizaje. Además, es necesario desmitificar a este producto en relación a su contenido de grasa, más bien explicando los beneficios del consumo diario.

Explicó que actualmente hay un acuerdo (394) que determina que el precio de venta al público de la leche UHT es de 80 centavos, en base a ese precio, el 52,4% va al ganadero, con bono o penalización por calidad.

Lo que se está revisando es que ese acuerdo sea respetado o modificado según las tablas y las relaciones, y de ahí ver cómo generar algún valor para aportar desde los productores, que reducirían su precio de venta para apoyar a las campañas de consumo para manejar el excedente comercial existente. (ABT)

 

LA CIFRA:

28%

aumenta la capacidad de aprendizaje con el consumo de leche.

 

52,4%

del precio de la leche va al ganadero.

 

700

mil dólares se invirtieron en 2015 para promocionar el consumo interno.

Fuente: Diario La Hora

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11247